31 agosto 2008

Cuando los ángeles hablan

No hay nadie que sea valiente todo el tiempo. Lo desconocido es un desafío constante, y el miedo es parte inseparable de la jornada.

¿Qué se puede hacer? Dialoga contigo mismo. Habla solo. Hazlo aunque los demás puedan pensar que te has vuelto loco. A medida que hablamos, una fuerza interior nos da la seguridad necesaria para superar los obstáculos que deben vencerse. Aprendemos las lecciones de las derrotas que, inevitablemente, vamos a sufrir. Y nos preparamos para las numerosas victorias que formarán parte de nuestra vida.

Que quede entre nosotros: los que (como yo) tienen esta costumbre, saben que nunca hablan verdaderamente solos: el ángel de la guarda está ahí, escuchando y ayudándonos a reflexionar. A continuación, algunas historias sobre ángeles.

SEGUIR LEYENDO... (Edición nº 178)

2 comentarios:

crys dijo...

Yo soy otra de las que practican esto de...."hablar sola". En más de una oportunidad me han dicho.."¿Con quién estás hablando?..¿Estás hablando sola?...vos estás loca!!!
No, no estoy hablando sola..estoy hablando conmigo misma y con mi ángel....más desconcertados quedan aún.
No me importa lo que piensen...si supieran que "hablando sola" como ellos dicen...he llegado a darle solución positiva a grandes problemas...

Beso

Crys

MarthaPSP dijo...

¿Viste que somos varias? En Ángel es como el sol: "Aunque no lo veamos, él siempre está". Y es bueno saberlo. Reconforta saber que no estamos solos :-)
Beso y gracias