29 octubre 2010

Argentina está de duelo

Nunca imaginé que un día iba a escribir sobre un tema como éste. Jamás me interesó la política, siempre pensé que era un juego de intereses privados, que ningún político se preocupaba por el pueblo, que, en el mejor de los casos, eran meros idealistas, que subían a un helicóptero o presentaban la renuncia cuando se las veían mal. No creía en los mártires. Ojo, no estoy idealizando a nadie, ¿eh? Me conocen. Pero hoy estuve siguiendo la televisación y, aunque no la miraba, estaba con el oído presto. Se fue un estadista, un hombre de convicciones (equivocadas o no, compartidas o no), un idealista que dejó la vida por una pasión. Y me surge la duda, ¿cuántos tuvieron sus huevos? Lo siente gran parte de Argentina. Y lo siente gran parte de Latinoamérica, ahí está mi sorpresa... Les dejo mi percepción. Sólo eso. 

2 comentarios:

margarts dijo...

He meditado en lo que dices y curiosamente tuve una sensación parecida al enterarme de la noticia y ver las imágenes en la televisión. El pueblo en este tipo de manifestaciones no suele equivocarse, no pesan en él las ideas, que pueden ser compartidas o no, lo que cuenta e impulsa a manifestarse de esta manera es el respeto al hombre y eso ya nos dice todo.
Un abrazo querida Martha

Martha dijo...

Hola Marga preciosa! Tanto tiempo... Es verdad, el pueblo no suele equivocarse en este tipo de manifestaciones, mal que les pese a muchos.
Un abrazo grande